Torturas de la santa inquisición – La hoguera

Más allá de la famosísima ejecución de Juana de Arco  en la hoguera, miles de personas en su mayoría mujeres  fueron sentenciadas a morir mediante este método,  generalmente  reservados para las brujas y herejes. Según San Agustín los herejes, paganos y judíos se quemarían por siempre en el fuego eterno a menos que cumplan con las leyes de la Iglesia Católica” debido a esta declaración miles de personas fueron condenadas a ser quemadas en la hoguera. 


El método resulta ser muy sencillo, el acusado era comúnmente amarrado a una estaca, y a los pies de este había gran cantidad de madera, paja o cualquier cosa con la que se pudiera hacer una gran fogata. Las personas morían carbonizadas, aunque según los registros en algunos casos, el pobre infeliz moría asfixiado por la gran cantidad de humo  producto de la fogata.


Este tipo de ejecución, eran más como un carnaval en donde las personas se reunían a entremeterse y pasar momentos de recreación  con su familia, la euforia se apoderaba del público, mientras los alaridos de dolor y desesperación del acusado, excitaban aun mas a la ansiosa muchedumbre. Una dolorosa forma de morir, pero que según la iglesia católica purificaba el alma del acusado.

Comparte esta entrada

votar

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No trolees o sera tu sangre la que correra