Torturas de la santa inquisición – El aplasta cabezas

Y seguimos, con  esta larga lista de suplicios inquisitorios, métodos intimidatorios   o de asesinato, castigos y torturas, todos utilizados por "nuestra queridísima" iglesia católica, esta vez, el turno es para el temible aplasta cabeza, que como su en extremo grafico nombre indica, se usaba para literalmente aplastar las cabezas a los pobres infelices víctimas de esta atroz practica. 

Su fin no era el de romper el cráneo instantáneamente, si no, aplastarlo, haciendo que el cerebro saliera por la cavidad ocular, pero antes rompiendo la mandíbula y los dientes de la víctima. El mecanismo consistía en un sistema formado por un tornillo colocado en un soporte, el cual terminaba en un casquete, el cual era el encargado de aplastar las cabezas. La barbilla de la víctima era colocada bajo el casquete, haciendola reposar  sobre un soporte, y girando el tornillo progresivamente hasta que el cráneo quedaba completamente aplastado.

Fue usado como método de ejecución en la antigüedad, aunque hoy en día, puede verse entre las herramientas de tortura de los interrogadores, en algunas partes del mundo.  Un escalofriante instrumento que cobro la vida de numerosos librepensadores, ateos y personas con ideales contrarios a los de la iglesia católica.

Comparte esta entrada

votar

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No trolees o sera tu sangre la que correra